FUERA TRISTEZA, FELIZ CON LOS AMORES DE MI VIDA

El amor es un sentimiento de afecto universal que se tiene hacia una persona, animal o cosa.

Es uno de los valores más importantes. Es la fuerza que influye en las decisiones que tomamos a lo largo de la vida y nos impulsa para hacer las cosas bien. Nos lleva a tener una vida plena de paz, tranquilidad y alegría, y por lo tanto, de bienestar,

Los griego, grandes apasionados en reflexionar sobre el amor, lo clasificaron en varios tipos. En este artículo trataremos de entender las peculiaridades de cada uno de ellos.

 

EROS

Un amor intenso, carnal y generalmente efímero. Algo que tiene que ver con la idealización del momento, detonado por la pasión y el impulso del deseo carnal. Es la esencia sexual. Es el motor básico del sexo casual y de las infidelidades. Bien canalizado, lo que es muy difícil de lograr, puede conllevar bondades místicas y espirituales.

STORGÉ

Un amor fraternal, comprometido y duradero. Generalmente se cultiva a lo largo del tiempo y en muchos casos implica una relación filial . Es el fundamento de la relación empática, un sentimiento protector que denota lealtad. Lo desarrollamos hacia nuestra familia, compañer@s y amig@s. El compromiso es fundamental. Podemos sentirlo incluso hacia una mascota o cualquier cosa que despierte el deseo de cuidarnos mutuamente.

PHILIA

La  solidaridad, la hermandad y amor para el prójimo, son sus premisas fundamentales.  Es la máxima expresión amorosa frente al otro y sirve de motor para que las personas busquen el bien común, desdoblándose en aspectos como el respeto, la gentileza y la cooperación con otros seres durante la convivencia. La solidaridad juega un papel importante. Es el que nos mueve a ser amables con las otras personas y a trabajar en equipo.

AGAPE

Es la frecuencia más profunda del amor. Su vehículo es la pureza, la incondicionalidad e incluso la devoción. Esta forma de amor es universal, como el amor por una deidad, por la naturaleza o por la humanidad completa. El profesar este tipo de amor suele enriquecer a la persona y quizás sea parte de la esencia misma del ser humano -aunque a veces quede sepultada. Se extiende a todas las personas, ya sean familiares o extraños. Agape fue traducido al latín como “caritas” y es el origen de “caridad”. Es la forma más elevada de amor cristiano, o bondad universal en el budismo.

LUDUS

Es el enamoramiento inicial más profundo y el sentimiento más eufórico. Aparece en los primeros días de relación y se define como mariposas en el estómago o amor adolescente, aunque no tenga edad definida.

PRAGMA

Es conocido como el amor maduro. El profundo conocimiento en parejas que llevan largo tiempo unidas. Es un tipo de amor muy racional que suele dar paso a relaciones muy equilibradas y estables. Aunque en principio puede parecer frío y vacío de sentimientos, puede llegar a desarrollarse sentimientos intensos con el paso del tiempo.

PHILAUTIA

Es el amor propio. Hay dos tipos: uno de ellos es la variedad poco saludable asociada como es el narcisismo, donde se convierte en autobsesión, y se centra en la fama y la fortuna personal. Una versión más saludable mejora nuestra capacidad más amplia de amarnos y respetarnos a nosotros como persona y se fieles a nuestros principios.

 

Y tu, ¿cuáles quieres potenciar?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *